¿QUÉ ES LA ALOPECIA EN MUJERES?

Facebooktwitter

alopecia en mujeres

La pérdida de cabello en las mujeres o alopecia femenina ha aumentado de forma exponencial en los últimos tiempos, siendo uno de los principales motivos de consulta en la Unidad Capilar. Y no sólo debido a las alteraciones hormonales a las que se ve sometido el cuerpo de la mujer (con los embarazos, postparto-lactancia y con la llegada de la temida menopausia) sino también relacionados con el incremento del estrés y con la realización de dietas restrictivas o mala alimentación, entre otros.

En el caso de la alopecia en mujeres se suele manifestar clínicamente con una disminución de la densidad capilar en zonas visualmente relevantes tales como la parte frontal de la cabeza. En cuanto al abordaje diagnóstico-terapéutico, es más problemática de manejar que en el caso de la calvicie masculina puesto que intervienen una mayor cantidad de agentes causales y de connotaciones especiales, tales como las posibles implicaciones estéticas y sociales que conlleva, que hacen que requiera una atención especial.

En cuanto a las alopecias más frecuentes entre el sexo femenino encontramos:

Efluvio telogénico agudo: corresponde a una caída aguda del cabello (es decir, de mucha cantidad de pelo en un periodo corto de evolución). Puede ser debida a desequilibrios hormonales tales como el parto; al déficit de algún nutriente esencial para el correcto desarrollo del folículo piloso, como el hierro o el complejo de vitaminas del grupo B; o por periodos de estrés importante. Cualquiera de estas causas motiva una alopecia que, a pesar de tener un curso muy rápido, suele ser temporal y totalmente recuperable siempre y cuando el organismo vuelva a su ritmo normal. Aunque en este tipo de alopecia no es obligatorio iniciar un tratamiento capilar específico, si es recomendable consultar al especialista para valorar posibles opciones terapéuticas para minimizar al máximo la caída, repoblar lo antes posible la zona afectada y evitar que esta caída puntual se cronifique.

Efluvio telogénico crónico: es un cuadro que suele afectar a mujeres de entre 30 y 60 años de edad con una historia de caída abundante del cabello de forma prolongada y mantenida, junto con exacerbaciones, a veces de carácter estacional, que produce una disminución de la densidad del cabello. El cuadro es autolimitado, aunque puede persistir durante un largo periodo de tiempo, que puede alcanzar hasta los 6 años.  El pronóstico es bueno puesto que con el tratamiento adecuado se puede llegar a recuperar casi todo el cabello perdido, pero debido a su carácter con tendencia a la cronicidad, en muchas ocasiones se requieren meses de tratamiento para revertirla.

Alopecia androgénetica de patrón femenino: aparece generalmente alrededor de los 20 a 30 años de edad y progresa lentamente con el tiempo. Como causas principales encontramos tanto factores genéticos como hormonales. En realidad, los cabellos de las áreas de influencia androgénetica, que en el caso de la mujer se centran fundamentalmente a nivel biparietal, inician una miniturización progresiva dando lugar a ciclos de crecimientos más cortos en la fase de anágeno (o de crecimiento) y alargándose la fase en telógeno (o de caída).  Clínicamente,  no se aprecia una pérdida diaria importante del cabello, sino una reducción paulatina del volumen o densidad de éste, con presencia en las áreas afectadas de cabellos muy finos. El diagnóstico es clínico y no se requieren exámenes de laboratorio a menos que se halle alguna alteración clínica secundaria a hiperandrogenismo, en cuyo caso se solicitará un perfil hormonal. En cualquier caso, debido a su naturaleza progresiva, se debe consultar siempre a un especialista en tricología para iniciar los tratamientos capilares lo más pronto posible.

pide información

Nisa Social

Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto